¿Porqué llora un bebé recién nacido?

llanto bebe

Dr. Geovany Phillips Solera para www.abcdmama.com

Ser madre es un cambio emocionante en su vida. Pero, pasará tiempo hasta que se acostumbre a desempeñar su nuevo e importante papel. La madre y el bebé aprenden juntos. No espere saberlo todo de la noche a la mañana.

Las primeras semanas después del nacimiento de su bebé, usted tal vez se sorprenderá de la intensidad de sus sentimientos. A veces se sentirá triste o a punto de llorar sin tener razón.

Algunos de estos sentimientos son producidos por los cambios físicos que experimenta su cuerpo al regresar a su estado normal. Tal vez se sienta emocionada, orgullosa o muy alegre. Y,  por supuesto, también podrá sentirse cansada y desanimada.

La mayoría de las madres experimentan estos estados de ánimo. Con el tiempo, usted recuperará su energía y buen humor. Mientras tanto, mantenga una rutina diaria simple. Reduzca sus actividades al mínimo y planifique dormir cuando duerme el bebé. Sea flexible.

Cuando pase por momentos difíciles, comunique sus sentimientos a su pareja, a un miembro de la familia o a una amiga. Hablar con alguien cercano a usted o con alguien que ha pasado por la misma experiencia, siempre ayuda.

- Su bebé quiere que usted sepa:

- Me gusta mirar tu cara, colores brillantes, espejos y dibujos.

- Me siento consolado cuando me cargas y me hablas.

- Miro las cosas pero todavía no trato de cogerlas.

- Los ruidos altos, las luces brillantes y el trato rudo me asustan.

- Me tranquilizo cuando alguien me carga y me abraza.

- Por favor, cámbiame de posición de vez en cuando para que pueda ver diferentes cosas.

- Cada bebé es diferente

La relación entre los padres y sus bebés depende de ambos. Los padres activos y ocupados entienden mejor a una beba activa y nerviosa, que a una callada y dormilona.

Padres de carácter tranquilo y apacible entienden mejor a un bebé feliz y alerta, que a una nerviosa o inquieta.

Si su bebé actúa de la manera que usted esperaba, criarlo le parecerá más fácil. Pero si su bebé no es como usted lo esperaba, ¡no pierda la cabeza! Tal vez le costará más acostumbrarse, pero con el tiempo se dará cuenta que vale la pena.

Observe a su bebé cuidadosamente, y vea como reacciona. ¿Es muy activa? ¿Duerme y come con regularidad o cambian sus hábitos de día a día? ¿Es tranquila o llora a menudo? Su bebé le irá indicando cómo le gusta que la traten.

- ¿Por qué llora el bebé?

- Hambre: el bebé usualmente llora cuando tiene hambre. Si han pasado por lo menos dos horas desde que comió vea si el bebé tiene hambre.

- Soledad: si el bebé se calma y se queda tranquilo al momento que lo cargue, ¡quiere decir que la echaba de menos! Recuerde que el bebé estuvo abrigadito en el vientre escuchando el latido del corazón por nueve meses. La necesidad de su cercanía es muy importante para el bebé. El bebé no se malcriará porque usted lo acuna cuando él quiere — o cuando usted lo quiere.

- Frío/Calor: toque la espalda o la barriguita del bebé para ver si está muy frío o muy caliente. Arréglele la ropa para que se sienta más cómodo y vístalo de acuerdo al clima, con la misma cantidad de ropa que usted lleva o tal vez un poco más.

- Exceso de estímulo: mucha gente hablándole o revoloteando cerca del bebé al mismo tiempo, puede ser exagerado para él. El bebé necesita un poco de tranquilidad y silencio. Mecerlo en un cuarto con luz baja puede ayudar.

- Desvestirlo: póngale una cobijita en la barriguita hasta que lo vuelva a vestir.

- Sobresalto: el bebé si se mueve repentinamente se sobresalta y llora. Envuélvalo con una cobija y tómelo con seguridad para calmarlo.

- Pañal mojado: a algunos bebés no les molesta, pero a otros sí.

- Dolor: el bebé puede estar enfermo o incómodo si lo pincha un gancho de la ropa, o si su ropa tiene etiquetas ásperas o cierres que le molesta.

- Sueño: algunos bebés necesitan que se les mime un poco antes de dormirse.

- Cólicos: el bebé que sufre de cólico tiene dolores de estómago que lo hace llorar de dolor. Este llanto agudo puede durar unos minutos o varias horas; usualmente se produce a la misma hora todos los días. A veces un bebé con cólico no deja de llorar aún después de intentar los remedios usuales. No es culpa suya o del bebé.

- Cuando el bebé llora intente lo siguiente:

- Acueste al bebé boca abajo encima de sus rodillas y masajee o dé palmadas suaves en la espalda.

- Meza usted al bebé 60 veces por minuto — camine a paso lento, use un columpio de bebé, camine con el bebé en sus brazos con su mano en la barriga, o cárguelo en posición vertical para que pueda mirar a su alrededor.

- Trate de cambiar la hora del baño a la noche.

- Dele la comida nocturna en posición derecha y no acostada. Déle golpecitos en la espalda para que eructe y salga el aire del estómago.

- Llévela a pasear en el carro, sentándola en el asiento para bebé.

-  Cántele o ponga música suave. Algunas veces el ruido de la aspiradora, el ventilador, o el radio mal sintonizado ayuda a calmar el bebé.

- Pregunte al pediatra si tiene otras ideas.

 

Dr. Geovany Phillips Solera, Médico General , Código 5795

tel 2294 55 59 Zapote

Dejar un comentario